La «historia oficial» ha soslayado, probablemente, hechos heroicos

Por NEACONATUS

Juan Basterra ¿Cómo te iniciaste en la literatura?

Leí desde muy pequeño; sistemáticamente, desde los 7 años. Mis padres fueron grandes lectores y, supongo, traté siempre de imitarlos. Escribí algunos cuentos (unos tres o cuatro) hacia mis treinta y tres años; luego abandoné ese «hábito» que, consideraba, interrumpía mis hábitos lectores. A los 55 años, y después de un viaje melancólico a mi ciudad natal y de primera infancia, La Plata, tuve la firme intención de escribir una novela. De ese momento, y de otras circunstancias, nace mi novela «Tata Dios».

¿Por qué la novela histórica tiene éxito en la Argentina?

No sabría precisarlo. Supongo que es un fenómeno mundial, y no especialmente argentino. Ya en los ’60, los ’70 y los ’80 se publicaban, y tenían amplia resonancia, novelas escritas por autores europeos y americanos: «Yo Claudio» de Robert Graves; «Memorias de Adriano» de Marguerite Yourcenar; «El reino de los réprobos» de Anthony Burguess; «Juliano el apóstata» de Gore Vidal, entre tantas otras. Por otra parte, la «novela histórica» tiene infinidad de interpretaciones, ejecuciones y estilos. Probablemente en eso radique su vigencia.

¿Por qué te especializaste en novelas históricas?

Supongo que la razón está vinculada a dos cuestiones: en primer lugar, leo novelas de ese género desde mis 9 años; la otra cuestión es que me es casi imposible imaginar una historia que esté próxima en el tiempo y el espacio. Mi imaginación funciona bajo estas condiciones: lejanía espacial y temporal de los sucesos.

Sos uno de los prologuistas más solicitados del NEA ¿Cómo lo considerás?

Como un halago, por supuesto. Prologo libros que me hayan gustado, y agradezco la generosidad (muchas veces inmerecida) de los autores que piensan que algunas palabras mías puedan acompañar las suyas propias.

¿El gusto de los argentinos por la novela histórica tiene que ver con el escamoteo fundacional de la narrativa épica de nuestra «historia oficial»?

No podría afirmarlo. Es probable que exista un «escamoteo fundacional» (como bien afirmás) en la narrativa épica, algo que no sucede en otros lugares de América y Europa (pienso en tal sentido en autores como Graves, Andric, Reverte, Carpentier y tantos otros, que hicieron de lo épico, un factor central en muchas de sus obras). La «historia oficial» ha soslayado, probablemente, hechos heroicos o de una singularidad manifiesta (¿cuántos de nosotros conoce el destino de Narciso de Laprida?). No sucede lo mismo en otros países: recuerdo perfectamente conversaciones con amigos chilenos y colombianos en una estadía por estudios en la Barcelona del 2002. Me impresionaron mucho entonces la pasión por el detalle y el conocimiento enciclopédico de que daban muestras casi todos ellos.

Más allá de que sos uno de los escritores del NEA más leído, ¿cómo ves en general, a la literatura que actualmente se hace en nuestra región?

No exagero al afirmar la calidad de muchos de sus autores. No podría explicar cuál es la razón de todo ello. Puede ser un fenómeno azaroso que solo depende de la convivencia afortunada de un grupo de autores. Esperemos que no sea solamente eso.

¿Podrías revelar en que proyecto literario trabajás actualmente?

Sí. Estoy escribiendo una novela a medio camino entre lo histórico y lo ficcional. Versa sobre parte de la vida de una noble francesa (Albertine Diesbach) que, a comienzos del siglo XX, descubre Buenos Aires y Montevideo. Hay referencias históricas, claro está: la burguesía alemana de la posguerra en la década del XX, la evolución de la nobleza francesa (su acomodación) hacia los nuevos usos mundanos, el comienzo del dandismo en la Argentina, los cenáculos literarios de Buenos Aires, y algunos otros aspectos individuales, políticos y sociales.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s