No te quiero


Por María Tresols. @sovotodoeltiempo. Oberá, Misiones. Poesía en las redes sociales.

Tengo que decirte algo: no te quiero. Hoy voy a decirte que no te quiero. Que me tenés harta y quiero que estés bien lejos, siendo vos sin mí, sin que seamos nosotrxs. Ser nosotrxs me tiene re podridx, no te quiero, no quiero volver a verte en esta vida.

De alguna forma voy a cagarla, aunque persistas. Puede que no sea hoy, pero uno de estos días voy a decirte que no te quiero y mandarte bien a la pija. Puede que te lo deje escrito y desaparezca, y abandone todos nuestros recuerdos arriba de esa mesita y, para cuando me busques, ya te haya bloqueado en Instagram. Sin explicaciones, solo una notita. Una que diga, simplemente: no te quiero.

Porque ¿Sabes qué? Me gustabas más cuando no te conocía tanto, cuando eras un vos a parte de mí con tu propio mundo, tus sueños irrenunciables, que después cediste por mí y, entonces, dejaste de parecerme tan fascinante.

Cuando te quedaste al lado mío, agarraste mis sueños y los hiciste tuyos, y convertiste todas las mochilas en bolsillos en los que ir cargando nuestra fortuna, abstracta, inoportuna, perteneciente al orden de las cosas que no se tocan. Cuando poblaste territorio ajeno con todos tus pastizales y pusiste ahí tu casa, armaste la carpa y la llenaste de nudos atados al suelo. Cuando me bancaste en todos los males, en todas las peores épocas del año, después de los años que, creímos, serían los más austeros. Cuando tus historias empezaron a repetirse y no había anécdotas nuevas, cuando me dijiste que ibas a irte, pero te quedaste porque te pedí que no te fueras. Cuando supiste tocar la melodía que te canté al conocernos, pero, muy rebelde, le ponías otro tono a la última estrofa, y ese era el fin de nuestro intento. Cuando me mentiste y me dijiste que no le habías mirado el culo a esa chica. Cuando pensé que iba a morirme porque no podía darte nada bueno y creí que era un castigo por haber sido antes veneno. Cuando me di cuenta de que somos todos libres si dejamos de pensarnos como objetos. Cuando confiaste en mí y me creíste, cuando me odiaste por decirte la verdad y después de un rato lo entendiste y pudimos conocernos de nuevo.

Me gustabas más que ahora, cuando haces las cosas como las haría yo solamente para decirme te quiero sin usar palabras, o acariciarme el pelo. Cuando me das mi espacio, te das el tuyo y después volvemos al medio. Cuando estamos hablando serio y de repente nos sale algo que podría interpretarse como una guarangada, hacemos un silencio y nos reímos al mismo tiempo.  Cuando te olvidas de vos por nosotrxs y yo muy forrx te digo que no te quiero.

No te quiero para mí, no te quiero distraer de tu forma de ser, no te quiero decir sí, nunca te diría que no, tanta vida por ahí y yo acá pensando en vos. Tengo que hacer flotar todo lo que suspendí, no te quiero distraer, no te quiero para mí. No te quiero ver caer, no te quiero conquistar, sé que vos me vas a odiar por decirte la verdad, somos todxs una bomba que está a punto de explotar. Y yo voy hacer volar por el aire todo ahí. No te quiero sonreír, no te quiero retener, no te quiero funcionar, no te quiero hacer feliz. No te quiero comprender, no te quiero para mí.

https://sovotodoeltiempo.com.ar/

https://neaconatus.wordpress.com/2020/09/04/sovotodoeltiempo-una-poeta-en-la-app-de-las-selfies/

3 Comments

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s