Gricelda Rinaldi, Nora Lía Sormani y Rodrigo Ures impulsan Kunumí

NEACONATUS

Kunumí en la lengua guaraní significa ternurita. Es un vocablo muy utilizado para nombrar al niño o a la niña en los primeros años de vida. En este caso denomina una propuesta gestionada independientemente por un equipo fundador conformado por Nora Lía Sormani, Rodrigo Ures y Gricelda Rinaldi, profesionales especializados y con larga trayectoria en las infancias. Siendo asimismo una de las líneas de la Fundación Prosperitá.

Los principales objetivos que fundamentan este proyecto de intervención social y cultural se basan en reconocer a los niños y niñas como individuos por derecho propio y fomentar su acceso y participación en las artes creativas. Abogar por el derecho de los niños y niñas a participar en actividades culturales y creativas. Celebrar y articular el poder transformador de las artes creativas. Promover el estudio, la apreciación y la comprensión de todas las formas de las artes creativas y proporcionar orientación y experiencia a los educadores, permitiéndoles desarrollar marcos para interactuar. Organizar un festival de Artes Escénicas dedicado a las Primeras Infancias y familias, que se celebrará anualmente en el mes de mayo. Producir Jornadas y Seminarios dedicados a debatir y reflexionar sobre las infancias destinados a profesionales interesados en la temática. Celebrar el Día del Juego que se conmemora en el mes de octubre. E impulsar espacios y eventos en torno a la literatura y la música dedicada a las infancias.

Las palabras de Gricelda Rinaldi sintetizan el espíritu de esta valiosa idea.

“Y nació Kunumi. Fue un alumbramiento precioso, regado de palabras y ternura. Nuestro enorme agradecimiento a la Fundación Prosperitá, anfitriones de lujo; a Graciela Bialet, María de los Angeles “Chiqui” Gonzáles, Evelio Cabrejo Parra, entrañables y queridos, por invitarnos a pensar y emocionarnos amorosamente; a los padrinos y madrinas que aún siguen enviando sus saludos, a Pablo Bernasconi por regalarnos este sol tan bello, y a las personas que participaron desde diferentes partes de este mundo tan inmenso y tan pequeño a la vez, para seguir pensando a las infancias. Como nos dijera Michèle Petit en su mensaje: …Porque es tan oportuno hablar de la ternura cuando, desde hace meses, no podemos abrazar a los que encontramos, tampoco ver sus sonrisas, puesto que tenemos que andar enmascarados. Y ya que estamos privados de abrazos y sonrisas, algo tan fundamental, para tratar de unirnos a los demás, charlamos, lanzamos palabras…Larga vida a Kunumí. Larga vida a la ternura… ¡Conjuro realizado!”

En el núcleo de los intereses de Kunumí ​​se destaca el acceso a las artes para todos los niños y niñas, más allá de su condición geográfica, económica, física, intelectual o cultural. Ya que todos los niños y niñas deben disfrutar de una llegada equitativa a experiencias artísticas y culturales de calidad, como público y participantes activos.

Desde NEACONATUS deseamos éxito a las personas involucradas en este proyecto tan necesario y pleno de ilusión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s