La imposesa

Por Alicia Marina Rossi. Resistencia, Chaco. Escritora de poesía y novela

alicia-3-2-recortada-2               Sucede que dicen escribir poesía. No es cierto, no es posible, la poesía no se escribe. Los poemas, sí, y entonces hablamos de otra cosa, de esa obra humana que lleva una forma preestablecida, como si hubiera o existiera un camino por donde ir las palabras para llamarse poema,  y aunque variara con los siglos, siempre rige un formato que identifica al poema. Pero no es la poesía.

               La poesía no se escribe, ella anda por el mundo, por nosotros, a contrapelo, a galope, en levedad, en música, en aroma, sabor a menta, con todas las maneras, con todas las materias o con ninguna,  se queda y habla o calla, como si nada y todo le importara. Inasible.

               Y vos, escritor, no te creas su asilo, albergue o posada transitoria, ni la herramienta capaz de estamparla, ni siquiera reflejarla.

               Escribirás poemas, según la moda, la cultura, la lengua, tu imaginación sensitiva y humores, tu manera de inteligir el mundo, pero la poesía no se escribe.

               ¿Puedes escribir el árbol, puedes escribir el agua, el aire? Apenas si te dejan dibujarlos, hablar de ellos. ¿Pretendes, acaso, que la poesía del mundo se convierta en signos y que esos signos estén al alcance del hombre? ¿Que pueda pertenecerle a alguien? La poesía no se detiene en tu papel, lápiz o pantalla, menos aun se espejaría tan solo en palabras.

               Humanos codiciosos, atrevidos, soberbios no se puede escribir el amor, la vida. Quizás si se entendiera que no puede escribirse la muerte, menos aun tu muerte e hicieras la metáfora precisa, comprenderías que no se puede escribir la poesía. 

               Pero entonces acosan las preguntas:¿quién es la poesía, dónde habita, cómo se muestra?

               Tomé al azar algunos poemas y pasé a comprobar si solo por vestir como poemas eran poesía. Les quité la forma y los pasé a formato narrativo. En algunos casos mantuvieron su significante y su significado. En otros casos no pude convertirlos, su brevedad, su fragilidad, su centella, su misterio, no permitían cambio alguno, vulneraría su esencia.

               Hago una muestra con un poema:

Caso 1. Con forma de poema:

A veces me poso en el hombro de otro
como un loro que quiere oir
Intento repetir la poesía que el otro siente y no escribe.
Ese otro mundo
que los ojos de mi ave inquieta no alcanzan
Ese otro mundo que otro canta
desde la sangre de otro árbol
nunca será mío
aun si me asentara de hombro en hombro.

Si leyera el planeta con la mirada de todos
vería la palabra que falta
mientras un loro
más orejudo que yo
posado en un vértice invisible
intenta la partitura de un poema.

Con formato narrativo:

               A veces me poso en el hombro de otro, como un loro que quiere oir, intento repetir la poesía que el otro siente y no escribe. Ese otro mundo que los ojos de mi ave inquieta no alcanzan, ese otro mundo que otro canta desde la sangre de otro árbol, nunca será mío aunque me asentara de hombro en hombro.

               Si leyera el planeta con la mirada de todos vería la palabra que falta, mientras un loro más orejudo que yo, posado en un vértice invisible, intenta la partitura de un poema.

Caso 2. Con forma de poema:

Diálogo natural

La cardenilla se acerca
cerquita
busca migas
me ve
no se alerta.
Ostenta su roja capelina
y se acerca
temeraria
muy cerca.
¿Nos conocíamos?

Con formato narrativo: no fue posible convertir este poema, lo destruiría.

               Pero ¿dónde la poesía en estos textos? No está en lo escrito, está afuera, en el sentimiento, en la imagen, en la trascendencia del hecho que describen, la poesía está antes del poema o la prosa,  que pueden conducirnos hacia ella, pero no son la poesía.

               En el Primer Caso, ¿será la poesía ese instante de revelación cuando nos reconocemos imposibilitados de ser todos, de ser otro, limitados a nuestra pequeñez e indigencia, impedidos de crear la palabra que falta? ¿Será esa pulsión de develar el misterio de lo que nos ha sido vedado como humanos? 

               En el Segundo Caso, ¿será la poesía ese instante en que el pájaro y el hombre se reconocen animales hermanados, nacidos de una matriz creadora que comparten desde el origen del mundo? ¿Será el descubrimiento de que se conocen desde antes de verse y que pueden comunicarse sin voz, por alguna causa que ignoran?

               Otro ejemplo de la extrañeza y extranjería de la poesía, de su naturaleza imposeso, se evidencia en este poema:

La Balsa

Cuando las hormigas de fuego caen al agua
y la orilla se aleja
se prenden de las mandíbulas
y hacen una balsa de aire con sus cuerpos.
Se salvan.

El hombre nada solo
y siente que se salva cuando llega a la costa.
En el agua ha quedado hundida su colonia.

¿Será la poesía, en este caso, la fuerza de la sobrevivencia de la especie, reflejada en la balsa navegando la vida, cuyo origen y causa al humano también le son desconocidos?

               Dicen que Proust decía: solo se ama aquello que no se posee en su totalidad. Dos teorías filosóficas se entrecruzan, la teoría del ser como devenir y la teoría del ser como expectativa. Incertidumbre y carencia, en las dos hay misterio. El misterio es imposeso. Quizás la poesía sea lo imposeso del misterio.

               Cierto es que en el diccionario de la Rae las palabras imposeso e imposeíble no existen. ¿Alguna razón? O solo es el  ocultamiento de la imposibilidad del hombre de poseer la poesía.

               Digámoslo de otra manera: el hombre es imposeso para la poesía,  la poesía es imposesa para el hombre.

Fotografía

Milena y Ana

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s