ENTRE DOS AGUAS. La reseña literaria como punto de encuentro

Neaconatus

Un buen guitarrista de jazz suele utilizar una técnica para encadenar los acordes llamada “unión armónica”. Se lo ve tocar y parece que apenas moviera sus dedos, pero nuestra percepción auditiva registra un proceso tonal que progresa y avanza paso a paso como un gorrión sobre el césped. Pues esto sucede con el relato que a través de ¿mini cuentos? ¿pequeños tableu vivant?, enlaza Paul Brito en su novela Restos orgánicos de un mundo anterior (Seix Barral). Las escenas fluyen como si el intérprete, en este caso el autor, apenas desplazara su mano sobre el diapasón de la historia.  

La narración asume el riesgo de la autobiografía y el compromiso de exponer la vida pública e íntima de un grupo familiar, el suyo. Pero Paul Brito es la faz que refleja la luz en un espejo donde el reverso, sería la zona oscura de un impiadoso Karl Ove Knausgård.   

El hilo conductor en Restos orgánicos de un mundo anterior es el tiempo y el camino inexorable, aunque sin degradación mórbida, de la madre de Pe hacia la muerte. Algunas hormas culturales de Latinoamérica modelan el pulso literario, el fútbol, la calle, la realidad expandida (que no es lo mismo que el realismo mágico o lo paranormal), las citas filosóficas, la conexión migratoria con Europa, la música, el temprano despertar amoroso. Y como Brito es colombiano, son ineludibles ciertas vibraciones del aura de García Márquez. Si en vez de caminar por Barranquilla el escenario fuera Buenos Aires, Borges se asomaría a cada vuelta de esquina.

A través de las páginas destaca la crianza en hogares donde las mujeres ejercen una influencia formativa fundamental. Contradicción inexplicable en el marco de una tradición machista agobiante. O no, la ausencia de los padres y el cuidado colectivo de hijos e hijas por madres, abuelas y tías puede que sea también un factor esencial de esa discriminación de género Iberoamericana, con ecos hispanos de García Lorca, también constitutiva en América Latina.

Restos orgánicos de un mundo anterior nos confronta con una alternativa editorial que, creo, hoy se dirime en las mesas de venta de las librerías. Cuadriláteros de box donde los influencers, los algoritmos, los grandes grupos editoriales y los medios eligen quien gana o pierde. ¿Quiero leer sobre cosas que suceden fuera del sujeto? Atosigarme de epifenómenos bélicos, sexuales, históricos, urbanos, económicos, amorosos o policiales que bailan alrededor de los personajes como si estos fueran meros títeres. O me la juego y decido oír la voz del otro que tan sólo me cuenta sobre sus emociones, afectos y tribulaciones. Casi idénticas a mis propias vivencias, las que siempre he callado y ocultado por temor a exponer mi afectividad y las marcas en las capas geológicas de mi vida.

Regresando a la música, el libro de Brito sugiere una obra de cámara para pocos instrumentistas, con la estructura modal de una sonata sin estridencias sinfónicas. Donde los 42 micro episodios se ensamblan uno después del otro como en una sucesión de Fibonacci, de manera natural, lúdica y biológica.  

Restos orgánicos de un mundo anterior es un documental grabado con la cámara al hombro, un plano secuencia sin cortes que se condensa en poco más de cien páginas. No es un relato apto para lectores ávidos de estímulos instantáneos, es un travelling existencial ralentizado.

Quizás este libro de Paul Brito posea sea algo de lo que sugiere Nuccio Ordine (La utilidad de lo inútil) cuando recuerda que para Italo Calvino algunos textos, sobre todo los clásicos, “no se leen por el gusto de leerlos, por el placer de viajar con ellos” sino, “animados únicamente por el derecho de conocer y conocernos.”    

Atraviesa el relato una cinemática narrativa donde prima la inercia del movimiento, y como manifestación de esta dinámica el vuelo sería el símbolo omnipresente. El canario (apodo del padre), las cometas, el avión que se estrella, el cuervo, el ángel. Sería una obviedad permitida decir que el libro se lee… volando.

Con este comentario degustado como un buen ron del Caribe colombiano, neaconatus.org brinda por la difusión de autores, obras y editoriales del NEA argentino y el resto de Iberoamérica. 

1 Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s