Letras y guiones en medio de la ruta

Por Gastón Nakazato. Oberá, Misiones. Autor, compositor, intérprete

nakazato-colaboradorQuizá la canción sea sólo un divague, un manijearse para saltar por la ventana de la expresión cantada. A los tres años movía el cuerpo al ritmo de un lavarropas (de aquellos redondos semiautomáticos) eran los setentas y los casetes estaban en el auto, también en el living, pero el templo se abriría años más tarde. Algún grabadorcito Phillips tomó las voces de mi hermana y la mía (extraviamos aquella cinta, pero se oía cuando le decía a mi padre que mi hermanita desafinaba; que cantaba mal).

Después el templo, además de poseer un centenar de libros, significó un profundo silencio. Allí expiraba mamá. El escritorio de papá. Los papeles, las biromes, los equipos de audio, la bandeja y los vinilos.

Después del colegio, señal de ajuste. LT 85 TV Canal 12. Una tira de dibujos animados, me revelaban a Los Beatles. La guitarra, los primeros acordes, el cancionero de papá, el profesor Rogelio del Polivalente de Artes (a la vuelta de casa). Las zambas. Yupanqui con El Arriero. Las Golondrinas y Tonada de un viejo amor de Falú y Dávalos. I Believe in Angels de ABBA; y de vuelta Los Beatles, pero ahora con auriculares y mis manos eligiendo los surcos: Across the Universe, lado A, tema 3 (LET IT BE, 1970). Llorar oyéndolo a Lennon. Convertirlo todo en la búsqueda de una buena melodía, intentar garabatear las primeras canciones. Esbozar las letras, crear mecanismos, improvisar. Actuar.

¿Será que la línea del tiempo de a poco transforma la visión?

La canción resumida en estrofas, puentes y finales se abre en narraciones y relatos un tanto más diversos. El plano se abastece de otros artilugios e instrumentos para dimensionar algo de lo que nos podamos, al menos, sentir satisfechos. Un goce íntimo.

De golpe y porrazo nos animamos y en la reinvención actual la guitarra se hace cámara y vamos capturando sin parpadear, un punto de vista que nos devuelva algo de lo que ya hayamos visto y que nos haya conmovido para volver a darle ánimo a ese viejo pulso joven, a ese compartir sin tapujos.

El canto se torna claqueta: escena 6, toma 9. ¿Sonido? ¡Graba! Silencio en el set. ¡Acción!
El cuerpo tibio se adentra en el personaje. Todo lo ido retorna.

El uno interno se une, se funde en lo relativo.

El instante aparece y ya sólo es cuestión de adentrarse y mirar; de nuevo.

Seguir.

Nota del editor.

Gastón Nakazato está en la etapa de postproducción de un video donde participa cubriendo varios roles. En diálogo con Neaconatus amplió información.

“El guion ya lo escribí y rodamos, lo están editando ahora y el 20 de septiembre  estará listo el cortometraje que se denomina CIRCA 1996. Gaspar el protagonista realiza una travesía que arranca en Posadas un verano de la década del 90, y como lo único que posee es una moneda de 1 peso, se larga a hacer dedo. En algún momento del periplo decide caminar y lo hace desde Alem hasta Oberá pero a esta circunstancia compleja se le suma que debe hacerlo con una serie de bártulos encima. Y en parte es ése trajin el que se narra.

Debido a la pandemia y todo el sistema de protocolos, una de las cámaras la tuve que cargar y filmar yo, mientras caminaba por la noche en la ruta.”

Foto: Montaje realizado por Lucas Koziarski (Productor de la realización).

El equipo completo de la producción: Catalina Arruti​​ (Dirección) Marcela Guillón (Postproducción) Debora Zeniquel (Arte). Roberto Carlos Nakazato (Actor protagónico. Guion. Música)

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s