A la hora en que algo se desploma. Proyecto solidario de libro digital

   

Por Julieta Ramos. Resistencia, Chaco. Escritora de poesía

julieta

Marzo de dos mil veinte. La pandemia se hace eco en Argentina y en Chaco. Chaco y sus realidades tantas veces disímiles. Las desigualdades que siempre existieron, emergiendo por encima de la superficie de lo que no queremos ver, pidiendo ayuda en silencio, pero cada vez más fuerte.

El encierro, las posibilidades y las imposibilidades danzando alrededor de las incertidumbres y en medio de ese particular panorama, un grupo de amigues que se dispone a poner en marcha un proyecto colectivo de índole artística, cuya recaudación económica tiene un destino preciso: la función solidaria hacia algunos de los espacios más vulnerables del Gran Resistencia.

Es así como nace “A la hora en que algo se desploma”, un libro en formato digital que se compone de un interesante e íntimo diálogo entre textos literarios y fotografías de artistas locales y que, en palabras de sus propios gestores, tiene dos ejes principales: el valor cultural del proyecto, junto a la difusión de dichos artistas, y el valor político solidario, debido a que el 100% de las ganancias obtenidas por las ventas del libro digital se derivan directamente a cubrir necesidades de merenderos, comedores y centros de detención en los barrios populares de la ciudad.

Cabe aclarar que todo ello está abrazado por un verdadero proceso colectivo. En el desarrollo de esta propuesta hay un equipo: Ailín Carlés, Carmela Cendra Veiravé, Jorge Lencina, Lourdes Pavón y Paola Fernández Mafut, que parte no solo de la inquietud sino también de la inspiración, tomando como base una iniciativa solidaria de una editorial de CABA. Mismo equipo que se apoya después en la información recolectada por la organización Turba – Colectivo de Hábitat (quienes, en pocas palabras, trabajan con temáticas socio-urbanas y habitacionales en lugares diversos). Posteriormente, realiza la selección de les autorxs y fotógrafxs que integran el libro digital con sus aportes, encargándose luego del diseño y de la distribución del mismo.

“A la hora en que algo se desploma” es, finalmente, una cálida antología que planta una consigna clara y necesaria: desde el arte podemos (¿o debemos?) actuar. Sí, procurar comprender nuestro entorno, ampliar la consciencia del mismo, de las “otras realidades”, cultivar el interés y accionar. Quizás éste sea un momento propicio para realizar tan inexcusable ejercicio. Quizás el caos que sobreviene cuando algo que se desploma pueda despertarnos de nuestros letargos individuales, e implique movimiento, implique empatía, implique alma.

Sol

Es de eso que estamos enfermos: noches donde el aire debió ser
como de cristal, así de delicado y evanescente para todos,
pero para algunos fue un humo negro, traído desde el fondo de los basurales,
desde esa órbita del dolor que gira alrededor de un cuerpo
cuando está malnutrido y tiene miedo de lo que puede venir a lastimarlo,
porque hasta la hoja seca que trae el viento
es filosa como la cuchilla del matadero para quien no tiene manera de defenderse.
Es de eso: de los males que se depositaron
como granos de arena a lo largo de los días,
hasta que desataron por acumulación una catástrofe
que pareció espontánea, caída por sorpresa.
No hay desastre que no nos haya rozado antes
en forma de tristeza, pero si no es nuestra tristeza seguimos adelante,
como si no nos hubiera pasado así de cerca. Ay de la ingenuidad
con que a veces pensamos que la indiferencia protege:
es un techo lleno de goteras que va a quedar deshecho
cuando caiga un temporal lo suficientemente fuerte sobre nuestra casa,
que no es un rancho abandonado a su suerte
allá donde no alcanza la vista, pero que tiene las raíces carcomidas
aunque aparente ser un árbol robusto. A la hora en que algo se desploma,
da igual si parecía hermoso y fuerte. Es de eso
que estamos enfermos: de los días felices,
resplandecientes de verano donde no faltaba nada, y crecíamos
mezquinos y soberbios hacia el sol, sin preocuparnos
por la sombra que dábamos,
sobre quiénes caía, de qué luz los privaba.

Poema de Claudia Masin que integra y da nombre a la antología.

¡El libro sigue a la venta! La adquisición puede hacerse a través de las redes sociales del proyecto o a través del correo electrónico:

Instagram @algosedesploma

Facebook /A la hora en que algo se desploma

Mail: algosedesploma@gmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s